Comunistas de Castilla se suma a la manifestación del 24 de junio en Bilbao por la amnistía para los presos y presas políticas vascas

Comunistas de Castilla ha decidio sumarse a las centenares de personas y organizaciones de los ámbitos más diversos que apoyan el manifiesto por la amnistía de los presos y presas políticas vascas y la manifestación que tendrá lugar el próximo sábado 24 de Junio en Bilbao.

El internacionalismo y la solidaridad con l@as que luchan forman parte de nuestros más firmes principios ideológicos. La resolución al conflicto que los Estados español y francés mantienen contra el Pueblo vasco, y que durante décadas provocó tanto sufrimiento y derramamiento de sangre pasa necesariamente por la amnistía de los presos políticos que se encuentran diseminados en las cárceles españolas y francesas, que a día de hoy, junto a sus familiares y amigos, siguen sufriendo la política penitenciaria de dispersión y negación de sus derechos más elementales.

Desde castillasocialista.org y desde las redes sociales de Comunistas de Castilla llamamos a nuestr@s amig@s y simpatizantes a desplazarse el sábado a Bilbao para expresar nuestra solidaridad desde Castilla con la causa justa de los presos y presas vascas.

Rueda de prensa de presentación de la manifestación por la amnistía de presos políticos vascos (foto tomada de boltxe.eus)

Manifiesto suscrito por las organizaciones y personas que se han sumado a la convocatoria:

Durante los últimos 60 años la cárcel ha sido, y todavía es, una de las principales herramientas utilizadas por los Estados para condicionar a quienes quieren luchar por la libertad de Euskal Herria, junto a sus dos consecuencias que son el exilio y la deportación, sin olvidarnos de la guerra sucia y la tortura.

La cárcel es el penúltimo escalón de la represión contra la disidencia política, exactamente el escalón que precede al asesinato selectivo de quienes más han dado por la libertad de Euskal Herria. En ocasiones, la cárcel sube un peldaño y se convierte en la misma muerte.

La cárcel es ese campo de exterminio en el que a los presos y presas se les aplica una tortura crónica, una tortura que a lo largo de los años va resquebrajando por dentro a quien la padece, tratando de romper la capacidad de resistencia de la militancia más comprometida, tratando de anular la voluntad de los presos y presas políticas vascas.

La cárcel es, en definitiva, ese instrumento con el que tratar de amedrentar al pueblo utilizando como rehenes a los presos y presas políticas. Es el brutal lenguaje con el que los Estados pretenden explicarnos que si las personas más valientes y entregadas tuvieron que pasar por el aro, no existe nada fuera de lo marcado por ese mismo aro.

Ante toda esta violencia, la actitud modélica mantenida por los presos y presas políticas vascas durante largas décadas se ha convertido en reflejo de la fuerza de todo un pueblo. Los presos y presas políticas han dejado al descubierto de manera constante el verdadero significado de las palabras dignidad, valor y solidaridad.

En la misma medida y desde el otro lado de los muros, los sectores más comprometidos del pueblo han continuado tras la estela dejada por los presos y presas políticas, para seguir avanzando por ese camino de la independencia y el socialismo que nos acerque al objetivo de la libertad.

Los militantes políticos a los que los Estados mantienen como rehenes siempre han entendido que la mejor aportación que desde la cárcel, la deportación o desde el último rincón del mundo se puede hacer a la lucha de liberación de Euskal Herria, es la de demostrar que la represión no es suficiente para doblegar su voluntad ni para condicionar la lucha de nuestro pueblo.

Esta actitud de resistencia ha sido, precisamente, el mayor revulsivo para que nuevas generaciones se hayan seguido sumando a la lucha durante décadas, a pesar de las constantes amenazas por parte de los Estados. La actitud de los represaliados ha sido el principal combustible para mantener encendido el fuego del pueblo y el pueblo ha sido el fuelle de los represaliados y represaliadas.

Por ello, el Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión se reafirma en su compromiso de no dejar sin apoyo político ni humano a ningún represaliado político por el hecho de mantenerse en posturas de lucha y dignidad frente a quienes nos oprimen, y hace un llamamiento a Euskal Herria a manifestarse el 24 de junio, partiendo desde la Plaza del Sagrado Corazón de Bilbo, bajo el lema Inoiz ez makurturik! Denon artean lortuko dugu! Amnistia osoa!. Porque queremos seguir luchando, defenderemos la dignidad de los represaliados. ¡No os abandonaremos! Jo ta ke amnistia lortu arte!

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión.

Valladolid: movilizaciones feministas y en defensa de las libertades

Dos movilizaciones importantes tendrán lugar en esta semana en Valladolid ciudad:

Una asamblea-concentración contra la ordenanza municipal que pretende imponer el ayuntamiento gobernado por la socialdemocracia PSOE-IU, que mantiene aspectos antisociales, pese a la promesa electoral de derogar la ordenanza municipal que aprobó en su momento el gobierno del PP:

Y la jornada feminista organizada por la Plataforma por la sexualidad y el aborto libres, conmemorando el levantamiento popular liderado por las mujeres de Valladolid un 22 de junio de 1856 que acabó con el gobernador civil arrojado al canal de Castilla. Esta convocatoria consta de varias actividades que partirán a las 12.30 de la Plaza de España, siguiendo el recorrido de aquellas mujeres amotinadas y culminará con un concierto de DAIA MOON y SARA HEBE:

[VALLADOLID]: DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA.

Desde Comunistas de Castilla nos sumamos a las reivindicaciones de la Plataforma por la Sexualidad y el Aborto Libres para este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Más del 95% del trabajo doméstico es realizado por mujeres en condiciones de no reciprocidad, de gratuidad, de desvalorización y, en la mayoría de los casos, de manera obligatoria, sosteniendo así la situación de discriminación y sumisión de las mujeres con el beneplácito y beneficio del género masculino, en una reedición permanente del histórico pacto entre el capitalismo y el patriarcado.

El reparto del trabajo de los cuidados no es una cuestión individual que pueda solucionarse en el interior de cada familia. Estamos ante un problema social y político y desde esta perspectiva debe ser enfrentado; estamos hartas de ver cómo desde los diferentes gobiernos lanzan medidas que no son más que operaciones electorales que sigue dejando intactos los pilares del patriarcado y las condiciones objetivas que sustentan la subordinación de la mujer frente al hombre y justifican todas las violencias machistas que sufrimos.

La realidad es que las mujeres nos seguimos encontrando en una situación de inferioridad en el efectivo ejercicio de nuestros derechos. Estamos sometidas a condiciones de mayor precariedad e inferior salario que nos obliga en muchos casos a dejar el puesto de trabajo en función de las necesidades familiares y sociales, mientras aumenta la precariedad para las cuidadoras, sin estabilidad ni calidad en el empleo gracias a la gestión privada de lo público: una vez más se feminizan los cuidados y se ahonda en la división sexual del trabajo.

Las normativas por la igualdad dictan políticas de empleo desde una perspectiva patriarcal que sigue basándose en esa división “natural”entre hombres y mujeres que les impone diferentes roles y capacidades, reforzando así la relación jerárquica entre ambos. Pero eso sí, y que no falte, el negocio por ello también se multiplica porque los empresarios reciben incentivos por aplicar estas normativas cuyo cumplimiento no es exigible y sobre todo porque el entramado de la explotación de género continúa en pie generando un ingente beneficio. Y así también el capitalismo español a través de su gestor de turno nos usa una vez más, es decir, gobierne quien gobierne las trabajadoras siempre pierden.

Y el “feminismo” institucional cómplice de todo esto está más preocupado por la cuotas en los partidos del arco parlamentario, por la batalla electoral de cada uno, por las representatividad de las mujeres en los puestos de dirección de las empresas que por el sufrimiento y deterioro salvaje de las condiciones de vida de las mujeres trabajadoras.

Desde la Plataforma por la Sexualidad y el Aborto Libres reivindicamos el feminismo de clase, nos reivindicamos mujeres trabajadoras y como tales luchamos por nuestra liberación contra todo sistema de explotación denunciando:

  • Que no hay una verdadera red pública de planificación familiar.
  • Que no existe alta de una red pública de guarderías.
  • Que las privatizaciones de la sanidad provocan bajísimo niveles de calidad de los servicios de atención a las mujeres.
  • Que no sólo no se reconoce el derecho al aborto libre y gratuito con costes asumido s por la seguridad social si no que sigue tipificado en el código penal.
  • Que el trabajo familiar y de cuidados es responsabilidad de hombres y mujeres.
  • Que el salario inferior de las mujeres es producto de la explotación de género.
  • Que la mayor parcialidad y la precariedad de las relaciones laborales la sufren las mujeres.
  • Que las leyes por la igualdad reproducen el modelo patriarcal de familia.
  • Que la heterosexualidad está impuesta y afianzada por un modelo de familia y también de sexualidad.
  • Que la educación, el lenguaje, la publicidad, los medios de comunicación siguen siendo machistas, nos siguen ignorando, humillando y discriminando.
  • Por no hablar de la Iglesia, secta machista y criminal sustentada económica y políticamente por el Estado español y ligada a él imponiendo su ideología patriarcal en todas las esferas de la vida de las personas.

En definitiva todo el entramado estatal español sostiene la desigualdad desde sus cimientos apuntalándola con sus leyes para defender sus históricos privilegios a costa de la vida las mujeres trabajadoras.

Por todo ello desde la Plataforma por la Sexualidad y el Aborto Libres trabajamos para que el feminismo de clase sea cada vez más fuerte creando espacios de organización y lucha de las mujeres trabajadoras, y creemos que unidas seremos capaces de vencer al terrorismo patriarcal que defiende sus privilegios machistas. Si seguimos por este camino de confrontación consciente y valiente lo que hoy ha sido un paro simbólico mañana será una jornada de huelga real en el ejercicio de nuestros derechos como mujeres trabajadoras.

¡QUE VIVA LA LUCHA DE LAS MUJERES!

Garoña y el desprecio

La vetusta central de Garoña debe cerrarse y desmantelarse definitivamente

La decisión del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de permitir la reapertura de la central nuclear de Garoña nos llena de un sentimiento de hastío y asco. Esta decisión es producto de la hipocresía que caracteriza la acción de un gobierno español a merced de las multinacionales del sector energético que no dudan en “fichar” a los altos cargos de la administración cuando se les acaba su “vida útil” política.

Pero no sólo es una cuestión de favores mutuos entre los que pertenecen a la misma clase social de millonarios y no sólo es una cuestión que desprecia la salud de las personas al imponerse una forma de extracción de energía peligrosísima (¿hay que recordar los efectos de los accidentes en varias centrales nucleares del mundo?). Con todo eso, además, es una cuestión que afecta a la dignidad y el respeto por el Pueblo, es una cuestión de cómo nos perciben los poderosos a “la gente de abajo” y el lugar en donde vivimos.

Ahora deciden abrir una central con la promesa absurda de un modelo de progreso que nos haría a todos dichosos: trabajo, riqueza, bienestar…y lo hacen en una tierra, la castellana, excedentaria en energía eléctrica y ahora, deciden cerrarla y luego, de nuevo, la volvemos a abrir, pero ya se verá…Ni riqueza para el Pueblo, ni bienestar (pagamos el precio de la luz más cara de Europa) ni siquiera trabajo, pues las industrias se van a terceros países debido al sobrecoste de la energía existente en este estado.

Promesas a cambio de un riesgo infinito para la salud, a cambio de vulnerar la opinión de la gente, a cambio de machacar un poco más, la dignidad de todo un Pueblo, el castellano, al que se le somete para cumplir los planes de la extracción de beneficios económicos.

Si es un escándalo mantener una central nuclear en una tierra que no la necesita en términos de recursos energéticos, si es un crimen utilizar la energía nuclear en términos del básico derecho a la salud, si es corrupción extender la vida “útil” de tal engendro por un cálculo economicista de beneficios privados a repartir entre la gente rica ¿Qué es imponer decisiones burlando los más elementales principios democráticos del Pueblo? Es desprecio. Castilla, como cualquier otro Pueblo del mundo tiene el derecho básico a decidir su modelo energético y no a convertirse, como ya han hecho, en una colonia de extracción y exportación de recursos.

A lo de Garoña se le pueden sumar todas las acciones que contra el medio siguen realizando a lo largo y ancho de nuestra tierra, sin importarles la opinión, el debate, la oposición de nuestra gente: el fracking, Trillo, la mina de uranio en Salamanca, los vertederos, las minas a cielo abierto y las canteras, el cementerio nuclear de Villar de Cañas…la lista es larga y variada pero unidas por un nexo común: el desprecio por la gente y la repugnante obtención sin fin de dinero para unos pocos.

Nos llevan explotando ya varios siglos, sin importarles lo que dejan atrás, una tierra expoliada, contaminada y con cada día, menos gente. No pueden seguir dando órdenes a Pueblos enteros una camarilla de políticos corruptos que toman sus decisiones por “el bien de España y sus cuentas en Suiza”.

Comunistas de Castilla defiende una Castilla soberana, una Castilla del Pueblo trabajador como único antídoto a tanto abuso del capital y sus agentes políticos.

           POR EL CIERRE DEFINITIVO DE GAROÑA Y SU DESMANTELAMIENTO!

            ¡POR LA SOBERANÍA POLÍTICA DEL PUEBLO TRABAJADOR CASTELLANO!

Valladolid: manifestación por un SMI decente y unas pensiones dignas

El próximo viernes 16 de diciembre tendrá lugar una manifestación en Valladolid para exigir un salario mínimo decente y unas pensiones dignas. Comunistas de Castilla se suma a esta convocatoria y hace un llamamiento a participar en la misma junto a los compañeros y compañeras del Bloque Obrero, organización en la que participan nuestr@s militantes.

1 2 3 4 25