11 de Septiembre, Diada nacional de Catalunya: La solidaridad internacionalista es solidaridad de Clase

2000px-estelada_roja-svg

Hoy 11 de septiembre el Pueblo catalán celebra su día Nacional, conmemorando al igual que los castellanos y castellanas lo hacemos el 23 de abril, una derrota a manos de las tropas borbónicas el 11 de septiembre de 1714 tras la que fueron abolidas las instituciones catalanas con la imposición de los llamados decretos de nueva planta en 1716, tras la victoria de Felipe V de borbón en la guerra de sucesión española.

No volvió a haber autogobierno para Cataluña hasta la proclamación de la II República  y la aprobación del Estatuto catalán, refrendado por el pueblo el 3 de agosto de 1931, pero de nuevo las aspiraciones de independencia catalanas fueron ahogadas en sangre por las tropas franquistas. Siempre el españolismo recurrió a la fuerza bruta y la masacre para borrar de un plumazo las aspiraciones de los Pueblos y las clases populares oprimidas por el estado. Esa España representada por las oligarquías, los señoritos, los militares, esa España que hoy amenaza de nuevo las aspiraciones de autodeterminación del Pueblo de Cataluña es la misma que masacró la revolución comunera el 23 de abril 1521 y el autogobierno catalán el 11 de septiembre de 1714.

Frente a ese españolismo centralista y opresor debemos oponer la solidaridad de clase e internacionalista con el Pueblo trabajador Catalán. El estado centralista agita el fantasma del peligro de la “unidad de España” para atizar el odio entre iguales, enfrentando a trabajadores y trabajadoras de otros Pueblos oprimidos por el estado español con sus hermanos y hermanas de clase catalanes.

Comunistas de Castilla hace suyo el principio marxista de la solidaridad internacionalista, y el internacionalismo empieza dentro de las mismas fronteras del estado español. Acusamos a quienes se dicen de izquierdas  e incluso comunistas y emplean contra el independentismo catalán la misma virulencia que el fascismo españolista de abonar el mismo odio en beneficio de los intereses de clase de las oligarquías españolas.

Como castellanos y castellanas, como comunistas internacionalistas decimos ¡Viva Cataluña libre! Nuestro abrazo internacionalista con el Pueblo trabajador de Cataluña en su día nacional, nuestra más sentida solidaridad de clase.

Los Pueblos hacen su Historia.

Rivera y Rajoy se revuelcan en el lodazal de la política española

Por: equipo web

La nueva y la vieja derecha dispuestos a seguir saqueando al Pueblo

Rivera y Rajoy se revuelcan en el lodazal de la política española ofreciendo un lamentable espectáculo de negociación en falsete donde los unos aparentan poner condiciones para apoyar la investidura y los otros aparentan aceptarlas. Y en esos dimes y diretes, y ante la ausencia de la ya exprimida propaganda patriótica olímpica, dirigentes de uno y otro partido se turnan en apariciones televisivas para tirar de la cuerda o aflojarla en función de las necesidades del guión, para mantener la tensión dramática del nuevo culebrón veraniego.

Ciudadanos es ese partido de derechas que es más de derechas que el propio PP, lo cual ya es difícil. Algunos incautos cayeron seducidos por la “nueva política” que anunciaba Albert Rivera, presentándose como el azote de corruptos y al final acaba arrojándose a los brazos del jefe de los corruptos. “Nunca apoyaremos un gobierno presidido por Mariano Rajoy” proclamaba una y otra vez Rivera, y una vez más la promesa electoral fue traicionada.

No es que nos sorprenda esta actitud, repulsiva y largamente cultivada por los políticos españoles de todo el arco parlamentario, lo que nos da verdadero asco y resulta indignante es que estos mafiosos de la política representen su indigno teatrillo pisoteando los derechos, esperanzas y libertades de millones de mujeres y hombres del Pueblo trabajador, en Castilla y en el estado español.

Mientras ellos se cortejan y la oposición parlamentaria se entrega al juego del gato y  el ratón los desahucios continúan, los contratos por horas y días proliferan, el terrorismo machista sigue asesinando, se trabajan miles de horas extras sin cobrar y la juventud castellana sigue haciendo las maletas para buscar un futuro que se les niega en su propia tierra.

Urge levantar una alternativa a esa vieja política, y la nueva no vendrá de ningún mesías que nos prometa el cielo y la tierra si le votamos, la nueva política la haremos la gente común y corriente que trabaja todos los días y los que sufren por no poder hacerlo. Para ello hay que construir las herramientas necesarias: empoderamiento popular, independencia política, autonomía organizativa y capacidad de lucha.

En esas estamos.

Ayuntamiento de Valladolid: cuando la “izquierda” gobierna como la derecha

puenteysaravia

Puente y Saravia, Alcalde del PSOE y Teniente de alcalde de IU: por el interés te quiero Andrés.

Por: equipo Web castillasocialista

El ayuntamiento del cambio en Valladolid liderado por la “joint venture” PSOE+IU nos ha vuelto a regalar unas de esas perlas gubernamentales que parecían de otros tiempos, cuando la derechona del PP gobernaba esta ciudad como si fuera su coto privado. Sorprendiendo a propios y extraños, el gobierno municipal presidido por el socialdemócrata Oscar Puente ha efectuado una adjudicación de un contrato de servicios a una empresa propiedad de uno de los capos más influyentes del empresariado de la comunidad autónoma, dueño de un sinfín de negocios que van desde el ladrillo a la prensa pasando por la prestación de servicios sociales: el empresario burgalés José Luis Ulibarri.

Ulibarri

José Luis Ulibarri, capo empresarial burgalés implicado en la trama Gürtel

La empresa ARALIA SERVICIOS SOCIOSANITARIOS, S.A, propiedad del anteriormente citado, ha resultado agraciada con la concesión de la gestión de los servicios educativos en la escuela infantil Platero, situada en el barrio de Arturo Eyries, durante dos cursos escolares por un importe de 133.109 euros, una oferta mucho más baja que el importe inicial de licitación, tasado en 172.929 euros. Esta empresa, propiedad del constructor burgalés, forma parte del entramado empresarial investigado por la trama Gürtel, y se da la circunstancia de que días antes de la concesión amplió su actividad en el registro mercantil al sector de la “educación y servicios escolares diversos”, cuando su actividad principal hasta la fecha eran el servicio de atención a ancianos y residencias de la tercera edad.

De nada han servido las advertencias de la asociación de padres y madres de la guardería, alertando de una más que probable degradación del servicio de atención a sus hijos e hijas no sólo por la sustancial rebaja económica de la licitación, sino por la merma en la calidad de los servicios educativos, si tenemos en cuenta que ARALIA nunca se ha dedicado a estos menesteres.

A José Luis Ulibarri, empresario favorito del PP en la comunidad autónoma de CyL, y por lo visto también ahora del ayuntamiento de Valladolid, implicado en la trama Gürtel y acusado de pagar en sobornos nada menos que un millón de euros para que una de sus empresas pudiera construir una urbanización de lujo, la fiscalía le pide 7 años y un mes de cárcel por prevaricación, fraude a las administraciones públicas, tráfico de influencias, delito contra la hacienda pública y falsedad en documento mercantil, casi nada.

Este es un nuevo ejemplo de cómo un gobierno municipal que se presentó como el cambio y alternativa al fascista León de la Riva comete las mismas tropelías que la derecha cuando toca poder. A ello hay que sumar el derribo definitivo del edificio del colegio San Juan de la Cruz en el barrio de la Rondilla, cuando la promesa electoral era remozar la infraestructura para dedicarlo a dotaciones sociales en un barrio obrero muy deprimido, alegando que no es competencia municipal, o el fiasco del soterramiento de las vías del tren que dividen en dos la ciudad.

PSOE+IU, tanto monta, monta tanto en incumplimiento de promesas electorales. Y luego se preguntan el por qué de una abstención tan elevada…

Más info:

http://www.publico.es/politica/ayuntamiento-valladolid-adjudica-escuela-infantil.html

https://www.valladolid.gob.es/es/perfil-contratante/expedientes-contratacion/contrato-servicios-gestion-puesta-funcionamiento-escuelas-i

Lamentamos profundamente la muerte de Doris Benegas, militante castellanista

Hace escasos minutos l@s compañer@s de Izquierda Castellana nos han informado del fallecimiento a la edad de 64 años de Doris Benegas, líder de tantas y tantas luchas en los movimientos sociales castellanos y fundadora de esta organización de la izquierda castellanista.

Toda la militancia de Comunistas de Castilla lamenta profundamente la pérdida de esta compañera, histórica del castellanismo, del feminismo y de cuantas causas justas necesitaran de su participación y liderazgo a lo largo y ancho de nuestra tierra.

Durante algunos años compartimos militancia junto a ella en los tiempos que el PCPC (organización precursora de Comunistas de Castilla) formó parte de IZCA, y junt@s estuvimos también en multitud de movilizaciones populares fundamentalmente en Valladolid, su lugar de residencia. Por ello no podemos por menos que rendir honores a una persona que sin ocultar las diferencias que nos separaban, otras muchas cosas nos unían, y siempre mostró un coraje poco común en la izquierda de estos tiempos.

Lamentamos profundamente su pérdida, trasladamos nuestra más sentida solidaridad con los compañeros y compañeras de IZCA y animamos a seguir su ejemplo y su lucha.

Hasta siempre, Doris.

Podéis pinchar en el siguiente vínculo para leer el comunicado de IZCA:

http://www.izca.net

Del sorpasso al frenazzo, algunas reflexiones en torno al 26-J

pendón moradoSi alguna virtud ha tenido este 26-J es el de clarificar un poco más las verdaderas posiciones ideológicas y de clase de los principales contendientes y, al mismo tiempo, dibujar, aunque sea en esbozo, el panorama sociológico-político de los y las llamados/as a las urnas.

La crisis económica que afecta sobremanera a los pueblos trabajadores oprimidos por el estado español, unida al desbordamiento de los casos de corrupción que afectan hasta las más altas instancias políticas, han colocado en un cierto nivel de crisis política al propio sistema político español, la cual podría desbordarse si no se tomaban las medidas oportunas. Se trataba de cambiar las cosas para que nada cambiase de aquel régimen político que continuó, con el nombre de “régimen del 78”, el proyecto capitalista, patriarcal y fascista vencedor de la contienda de 1936-39.

De esta forma, se cambia al rey por otro igual -su hijo-. Se conceden masivos espacios en los medios para las nuevas formaciones que prometen cambiar la forma de hacer política, algunos corruptos pisan la cárcel…Y tenía que venir la prueba del nueve de las medidas tomadas, unas elecciones que revalidaran su eficacia.  Mientras tanto, el propio alboroto de la “expectativa del cambio”, frenaba la movilización popular, y con ello, la participación real de las clases populares en ese cambio, dejándolo todo al manejo entre los partidos: los “viejos” se saben este juego de memoria y los “nuevos” lo aprenderían rápido

El “vencedor” PP:

Sube por los votos de C’s, UpyD y PSOE. ¿Cómo es posible que personas de estratos populares voten al partido más corrupto conocido y que más ha castigado a los trabajadores y trabajadoras? Si la aparición de C’s fue la respuesta de los sectores conservadores españolistas ante la posible caída de su representante político titular acosado por los escándalos continuados de corrupción, parece que esta dinámica ha cesado (como la grietas del Prestige del que ya solo salían unos “hilillos como de plastilina” -Mariano Rajoy-). Y es que, en el fondo, el voto de castigo al PP hacia Ciudadanos no fue realmente por la corrupción sino porque la crisis estaba limitando un reparto más equitativo entre los beneficiarios de la corrupción estructural que es la base del poder en el estado español.

Cuando desde el gobierno se dice que se “está saliendo de la crisis”, lo que realmente se está diciendo, para quien lo quiera entender, es que se está recuperando el equilibrio entre los distintos sectores de poder -grandes empresas, bancos, iglesia, alto funcionariado, etc.-. Es decir se recupera el nivel de ganancias entre esos sectores. Si España es algo, es una “nación” unida por la corrupción material y moral de sus componentes. Que sectores populares se identifiquen con eso, es prueba de que los efectos de la victoria en la guerra de clases siguen vivos, y el más evidente es que se llega a la conclusión que para sobrevivir y medrar en España, si no eres de los de “arriba” es cosa de astucia y pillería, es estar a la sombra del poderoso (cura, banquero, militar, señorito, amo…) y pillar lo que caiga de su mesa.

El verdadero “derrotado”: el PSOE:

¿Cómo se pueden perder millones de votos en cuatro años estando en la oposición? Pero también controlando gran parte de instituciones de gobierno. Este PSOE que había querido “modernizar” la marca España, con aquello del “patriotismo constitucional” o lo de “nación de naciones” o peor aún con el “amo a España” de Felipe González,  no ha podido evitar que su electorado tradicional, mire más por su economía que por sus llamados patrióticos y, desesperado, haya apostado por las nuevas fuerzas emergentes que constituye el conglomerado Podemos. Si hay algún partido que pudiera desaparecer, éste es el PSOE: un pequeño paso en falso que evidenciara su acuerdo a un gobierno de Rajoy y…se lo comen por la derecha y por la izquierda. Excusas hilarantes como hacer responsable directo a Zapatero por su mal manejo comunicativo respecto de la crisis que se avecinaba (que negaba la crisis como Pedro negó a Cristo, pero más de tres veces) y no a sus políticas favorables a los intereses del capital y no a los de los sectores populares, han desacreditado al PSOE ante muchos millones de electores.

Los votos “perdidos” de Unidos-Podemos:

Proliferan los análisis (sobre todo entre la izquierda españolista y, también, entre la izquierda que se unió al proyecto de IU, autodenominado “UP”) del “nosotros ya lo dijimos”. Aunque con razones diferentes, desde Llamazares (fiel aliado del PSOE) hasta IZCA (aliada de IU) se culpabiliza a la confluencia de la pérdida del millón largo de votos. Sin embargo, comparten un culpable: Podemos. Y comparten las misma causas en diversas proporciones: el carácter de bisoñez, idiotismo, esperpentismo, espontaneismo y muy mala leche de esos jóvenes de Podemos que imponen a los demás sus listas y su programa.

Resumiendo, para unos los votos se han perdido por la “derecha”, para otros por la “izquierda”. En otras palabras, había que haber “peloteado” más al PSOE, o había que haberle dado “más caña”. Para el secretario de Podemos, Pablo Iglesias, ha sido “el miedo” lo que ha retraído a los votantes y, sin confluencia, habría habido muchas más pérdidas. Pero peor es lo de Garzón: el voto perdido a la abstención es un voto “apolitizado”. Esto es, el millón de votos corresponde a personas menos de izquierdas que los fieles votantes. ¿No será todo lo contario?

¿Dónde está la verdad? ¿un algo de todo? O ¿no será que los parámetros del análisis se quedan cortos para descubrir la verdadera casuística? ¿Y será que se nos olvida el pasado, incluido el más reciente, para entender el movimiento de hoy?

Podemos y, por alianza voluntaria de los que han ido con él a las elecciones, representa esa mixtura contradictoria que aparece como un relámpago en determinados momentos de la Historia, de los anhelos, espejismos, voluntad de poder de un sector social, tan dispar como envalentonado coyunturalmente que no es otro que eso que se ha llamado la pequeña burguesía. Sin agotar el tema de su compleja dinámica y acotándolo a referencias partidarias y políticas, este sector, que no clase como tal, estaría compuesto por: desengañados del PSOE, los comunistas rendidos de IU y el nuevo destilado político que surge del ya agotado “último ciclo de luchas”, de extrema debilidad en lo político, organizativo, ideológico y ético pero muy preparado académicamente y que maneja con suma habilidad las nuevas formas de comunicación y persuasión de masas.

Representan a fracciones de clase que tienen un común denominador: su anhelo de una vida mejor pero sin cambiar el sistema de manera radical. Odian -y temen- a los fascistas (aunque nunca los llamen así) del PP, son republicanos y “aman a España”. Les gustaría que el PSOE desapareciera (porque saben lo que es -se acuerdan de la cal viva-) pero si no queda otra, acordarán con él. En definitiva, saben para qué sirve un Partido del sistema: alcanzar parcelas de poder y mantener con ellas a una élite profesional, un modo de vida, un trabajo, una conciencia tranquila: En cualquier caso el Partido te consigue algo que necesitas.

IU saca 4 diputados gracias a la confluencia (tenía dos) ¿quién puede criticar a Garzón desde IU? Los ya derrotados llamazaristas lo han hecho porque los otros votaron masivamente por la confluencia y dieron a Garzón todo el poder para despilfarrar el ya escaso capital político de IU. Y no le ha salido mal, podrá mantener mejor su aparato profesional que es en lo que IU se ha quedado hace ya tiempo.

Y Podemos como tal, ya lo dice Pablo Iglesias: se convierte en un partido normalizado, que creará sus empleos y sus oportunidades de medrar. Y le agradecemos la sinceridad: es el PSOE del 82 y el de Zapatero. La idea es disputarle al PSOE actual el espacio en una guerra larga, de posiciones y no “relámpago”.

Esta pequeña burguesía española agotada en su primer envite, donde demostró tanto empuje, vuelve a sus posiciones tradicionales más sosegadas a la espera de tiempos mejores. Ahora hay gestionar lo ganado, que es mucho, y mantener y hacer crecer la red clientelar desde ayuntamientos, diputaciones. CC.AA… para ir ganando cuadros y nuevos nichos de votantes. Y no lo decimos nosotr@s, lo dice Pablo Iglesias en su última entrevista: Disputar el espacio al PSOE, una vez fagocitado su flanco izquierdo y a vivir, pero ¿serán posibles dos formulaciones reformistas españolas conviviendo durante mucho tiempo?

Pero lo dijimos al principio: Podemos pierde el millón de electores ganados al PSOE que no entienden que Podemos se parezca tanto al propio PSOE y, como no puede votar a IU, o no quiere, se ha ido a la abstención. Se van por la izquierda, se han politizado más. Bienvenid@s.

Es destacable que el conglomerado Podemos sube y gana en Catalunya y C.A. vasca. Ya se ha señalado en otros análisis como en la parte de Euskalherria dominada por el estado español, el abandono de posiciones obreras de parte de la izquierda abertzale ha abonado el terreno para el discurso fácil de Podemos. En cualquier caso, Podemos se ha adaptado, aunque de forma demagógica y poco clara, a las aspiraciones que estos dos Pueblos han manifestado acerca del derecho de autodeterminación

Haremos un análisis más detallado de lo ocurrido en nuestra Tierra, sólo queremos terminar ya con la idea, creemos que esperanzadora, de que hay un aumento entre los sectores populares, de desconfianza, de manera consecuente y asentada, hacia partidos del sistema, y el sistema mismo, que intuyen unos pero que ya saben muchos otros, que esos partidos no están para ayudar a resolver los graves problemas de las clases populares, sino que son medios para alcanzar una posición que permita vivir a una élite al gestionar, los intereses de los poderosos de siempre. Que hay un mayor número de personas que va comprendiendo la verdadera naturaleza de lo “español” porque presentado como se presente, no deja de ser un menú reservado para unos cuantos y que no quieren participar de una mesa en la que hay que ser muy corrupto (moral y/o materialmente) para que te dejen estar.

Decía Garzón que “hay que cambiar el país”, es decir, transformar España. No se puede transformar el capitalismo, el fascismo, el machismo, la opresión de clase y toda la subjetividad de cinismo, superioridad, “chulería”, disimulo tan “españoles”, hay que derrotarlos, esto es, HAY QUE CAMBIAR DE PAÍS.

El nuestro es el que construya el Pueblo Trabajador Castellano: Castilla Socialista.

NOTA INFORMATIVA DE COMUNISTAS DE CASTILLA ANTE LAS DIFAMACIONES VERTIDAS CONTRA NUESTRA ORGANIZACIÓN

ImprimirPor diversos medios se ha difundido un escrito acusatorio en el que una compañera, activista de diferentes movimientos sociales, hace un relato detallado de una relación de pareja en el que por dos ocasiones se nombra a esta organización, la primera para decir que en ella milita su ex compañero sentimental y la segunda directamente para acusar a Comunistas de Castilla de tratar de ocultar un supuesto maltrato habido dentro de esa relación.

Con la firme voluntad de aclarar lo sucedido, por medio de su Comité Nacional,  Comunistas de Castilla declara lo siguiente:

  1. Con el ánimo de aclarar esta situación, en la que se acusa a nuestra organización de tratar de ocultar una situación de maltrato o violencia machista hemos abierto un proceso interno de investigación, cuyas conclusiones se harán públicas.
  2. El militante de esta organización al que hace referencia el escrito acusatorio ha decidido apartarse voluntariamente de la militancia en la organización territorial a la que pertenece hasta que se aclaren todas las circunstancias del caso.
  3. Comunistas de Castilla ni ha ocultado ni ocultará jamás una situación de violencia machista de la que seamos conocedores, sino todo lo contrario, animaremos a la presentación de la correspondiente denuncia.
  4. Aconsejamos a esta compañera que si su denuncia se fundamenta en una situación de violencia o abuso veraz, lo denuncie como corresponde ante la autoridad competente.
  5. Esta organización rechaza todo tipo de violencia machista, la utilice quien la utilice, al mismo tiempo que defenderá la presunción de inocencia del militante acusado de supuesto maltrato hasta que existan pruebas concluyentes de la existencia del mismo.
  6. Comunistas de Castilla se reserva su derecho a las acciones judiciales oportunas para defenderse de la grave acusación de ocultación de un supuesto delito de violencia machista.

En Castilla, a 20 de Julio de 2016

Comité Nacional de Comunistas de Castilla

Elecciones 26J: Gane quien gane, el Pueblo trabajador castellano pierde

imagen1

Comunistas de Castilla ante las elecciones generales españolas del 26 J:

La fallida democracia española llama nuevamente a las urnas el 26 de junio tras el fracaso de  los partidos parlamentarios de formar una mayoría de gobierno tras la convocatoria electoral del 20 D. Nada ha cambiado en estos meses en lo que se refiere a las condiciones de vida de la inmensa mayoría del Pueblo trabajador castellano, más allá de una disminución testimonial de las cifras del paro empujada por las contrataciones el sector servicios provocada por el turismo de temporada.

Los contratos por días, por horas, los salarios de miseria, las degradantes condiciones de trabajo siguen siendo el emblema nacional de una España que se aferra nuevamente al patriotismo deportivo para alimentar una alienación que debe volver a cumplir su papel esencial el próximo 26 de Junio: generar la ilusión de que todo puede cambiar para que todo continúe más o menos igual.

Los desesperados intentos de una parte de la oligarquía española por intentar formar un gobierno entre PSOE y Ciudadanos se ha saldado con un estrepitoso fracaso en la encarnizada batalla que subyace entre las élites económicas por el control de los aparatos económico, político y judicial del estado español, frente a otro sector de esa misma oligarquía que defendía, y continuará haciéndolo tras el 26 J un gobierno de unidad nacional, presidido por el PP como la fórmula más satisfactoria para garantizar la continuidad de sus privilegios y la defensa de sus intereses de clase.

El gobierno en funciones del PP ha continuado aplicando la hoja de ruta neoliberal adoptando algunos cambios estéticos y electoralistas como el abono completo de la paga extraordinaria al funcionariado que estaba pendiente desde 2012. El tan temido examen de la Comisión europea sobre la contención del déficit se ha saldado con el salvavidas enviado al gobierno de Rajoy por parte de Bruselas, al perdonarle, de momento, el pago de una multa por exceder del 3%, objetivo de déficit previsto para España.

El 26 J se presenta en unas condiciones sustancialmente diferentes de la convocatoria electoral de diciembre. El fracaso del intento del PSOE de formar gobierno con Ciudadanos ha provocado el descalabro del partido de la socialdemocracia española que ha hegemonizado durante décadas el espacio electoral de la llamada izquierda ante el empuje de la nueva socialdemocracia representada  por PODEMOS y reivindicada por sus líderes. A esta recomposición del espacio de la socialdemocracia española contribuye IU con una alianza largamente perseguida por estos para intentar desesperadamente continuar formando parte de la familia institucional del reino de España.

Unidos Podemos es la fórmula ideal para regenerar la socialdemocracia española, pues representa el mismo espíritu ilusionante para millones de votantes que la candidatura del Felipe González en el año 1982, cuando se alzó con el gobierno cosechando más de 10 millones de votos: entonces se habló del gobierno del cambio, pero sabemos lo que representó aquél “cambio” para la clase obrera: miles de puestos de trabajo perdidos gracias a una reconversión industrial impuesta  por Bruselas, un referéndum de la OTAN fraudulento que sirvió para mantenernos en su estructura militar y perpetuar las bases militares USA en territorio español, la instauración de una política de control y represión de la contestación popular con leyes restrictivas como la conocida  “Ley Corcuera”, la generalización del terrorismo de estado a través de los GAL, las torturas en comisarías y la desaparición forzada de personas…

En definitiva aquél cambio supuso la vuelta de tuerca final al proceso de la transición política pactada por todos los partidos del sistema, la puntilla a lo que ellos mismos llamaron “estado del bienestar” y la preparación del terreno para la aplicación del neoliberalismo puro y duro emanado de los centros de poder internacional del capitalismo, el Banco Mundial, el Fondo Monetario internacional, y la Unión europea. Hoy el Pueblo trabajador está pagando con sufrimiento la aplicación de esas políticas, y fue la socialdemocracia, los “socialistas” del PSOE quienes le abonaron el terreno.

Si el cambio que nos promete Unidos Podemos es el mismo que ha representado su referente en Grecia, con el gobierno de Syriza aplicando los ajustes exigidos por Bruselas con mano de hierro, las expectativas depositadas en la coalición se derrumbarán y volverán a sepultar las esperanzas de millones de trabajadores y trabajadoras entre los cascotes de la tozuda realidad de un capitalismo que no permite experimentos humanizadores. El capitalismo es salvaje por su propia esencia. Pablo Iglesias y Alberto Garzón serán devorados por la bestia si tratan de domesticarla. La cuestión es hasta dónde está dispuesto a ceder el capitalismo para evitar un estallido social y una auténtica revolución.

De lo que menos se habla cuando llegan unas elecciones es del programa electoral porque está ampliamente aceptado que se incumplirá cuando se llegue al poder, pero si aceptamos los parámetros de la lógica electoral burguesa, deberíamos votar a tal o cual partido por su programa electoral, y no por su orientación ideológica:

Si es por lo primero, Comunistas de Castilla no podríamos llamar a votar a Unidos Podemos porque su programa no es rupturista, no contempla lo que para nosotras es esencial en un programa transformador: la salida del euro y de la U.E, el impago de la deuda, la salida de la organización criminal OTAN, la derogación de la constitución del 78 incluida la monarquía, el pleno reconocimiento al derecho de autodeterminación y libre separación de los Pueblos oprimidos por el Estado español y una política anti patriarcal que acabe con el terrorismo machista de una vez por todas.

Pero si es por lo segundo, tampoco podríamos llamar al voto para Unidos Podemos porque ideológicamente representa la versión 2.0 de la socialdemocracia actual del PSOE. No cuestiona las estructuras internacionales del imperialismo, y sus guiños a los lobbies empresariales son más que evidentes. Con sus visitas a los círculos de empresarios Pablo Iglesias trata de presentarse como un líder comedido, responsable y alejado de aventuras, pues  en el fondo de lo que se trata es no asustar a los poderosos, diciéndoles: tranquilos, no somos los chicos malos del comunismo, somos los que vamos a gestionar el capitalismo para que todos quepamos en él.

Tenemos claro lo que hará el PP de continuar en el gobierno español, pero ¿qué hará Unidos Podemos si consigue formar mayoría de gobierno apoyado por el PSOE con la aplicación del artículo 135 de la Constitución española? La reforma del art. 135 y la legislación que la concreta obligará a cualquier gobierno que salga de las urnas a reducir el 40% del pasivo de la deuda del estado (1 billón de euros) a un ritmo del 5% anual a partir de 2018, lo que implicará un incremento en los costos del pago de la deuda en 20.000 millones de euros al año. Ese dinero equivale por ejemplo, a un 28% del presupuesto sanitario público anual de antes de la crisis y un 32% del actual.

La legislación europea que concreta el art. 135 es, entre otras, el Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria, también conocido como Pacto Fiscal Europeo. Ni los que quieren revertir la reforma del art. 135 explican cómo se saltarían el pacto. Nuevamente tenernos que hacer referencia al ejemplo de Syriza en Grecia, modelo de referencia para IU y Podemos, y de cómo incumplió todas y cada una de sus promesas electorales para cumplir con sus obligaciones para con los acreedores y las directrices de Bruselas.

No obstante sería de necios no reconocer que la candidatura de Unidos Podemos ha sabido recoger las aspiraciones de millones de trabajadores y trabajadoras, y presentarse como una alternativa posible y real a los partidos tradicionales. Desde el campo revolucionario no existe hoy por hoy una alternativa capaz de ilusionar ni movilizar para lograr una ruptura revolucionaria. No existe claridad ideológica ni voluntad política de construir una alternativa radical al sistema capitalista, con una izquierda atomizada y enfrascada en viejas rutinas de enfrentamientos.

En esta coyuntura una gran parte del Pueblo trabajador, harto de traiciones y expectativas defraudadas se dispone a otorgar su voto a una opción que todavía no ha sido salpicada de grandes corruptelas ni ha sufrido el desgaste del ejercicio del poder.

Pero no habrá cambio social sin movilización social, la confianza en que con la simple  mayoría en las instituciones todo se puede cambiar es una entelequia. No basta con oponerle al enemigo de clase las papeletas de votación. A un poder que no duda en ejercer su dominio con la brutalidad necesaria para imponer su hegemonía sólo se le puede oponer el Poder del Pueblo organizado, consciente y con capacidad de combate. Y ahí están los ejemplos de la clase obrera francesa y sus sindicatos de clase, o el movimiento okupa en Barcelona para demostrarlo.

No queremos amargar el día a quienes creen en “la fiesta de la democracia”. Comunistas de Castilla no se presenta a las elecciones porque no somos una opción electoralista, ni acudiremos a votar el 26 J, ni llamamos a votar a ninguna candidatura electoral. Cada cual que actúe conforme a su conciencia, pero reiterándonos en el encabezado de esta declaración, la experiencia histórica, en esta tierra, nos dice que gane quien gane, el pueblo pierde. Nosotras y nosotros seguiremos trabajando antes y después de las elecciones por construir Castilla, por sacar a nuestra tierra del olvido histórico, por evitar que miles de jóvenes tengan que abandonar su tierra para buscarse la vida, seguiremos trabajando para que el Pueblo trabajador castellano pueda adueñarse de su propio futuro.

En Segovia, Castilla, a 12 de junio de 2016

Asamblea nacional de Comunistas de Castilla

 

 

1 2 3 4 24