Comunistas de Castilla por la Huelga general feminista del 8M

Cartel del 8M de la asamblea de Valladolid

Comunistas de Castilla llama a secundar y apoyar la huelga feminista del 8M. Nosotras paramos, nosotros también. Porque es una huelga contra el patriarcado, aliado estructural y muy necesario del capitalismo para reproducir un sistema de triple explotación contra las mujeres: por el hecho mismo de ser mujer, por ser mujer de la clase trabajadora y por formar parte de una nación oprimida.

Muchos han sido los intentos para despojar al 8 de marzo de su verdadero significado histórico, ocultando su significado de Clase, desnaturalizando su sentido ideológico. Para nosotras el 8 de marzo es y seguirá siendo el día internacional de la mujer trabajadora, para los explotadores y sus colaboradores de clase: sindicatos, partidos, instituciones, es simplemente el día de la mujer.

Las mujeres de los pueblos de Castilla, de sus ciudades, de los barrios obreros, de las que hemos tenido que emigrar de nuestra tierra no tenemos los mismos problemas y aspiraciones que las Koplowitz, Ana Botín o la baronesa Thyseen. No queremos que haya más mujeres en los consejos de administración de las empresas del Ibex35, queremos que desaparezcan los consejos de administración porque queremos que desaparezca la explotación. Y como mujeres luchamos por ello.

Por ello las Comunistas de Castilla llamamos a secundar la huelga general de 24 horas convocada para el 8 de marzo y no el “paripé” de los paros de 2 horas convocados por el sindicalismo oficial, para no hacer demasiado ruído y no causar demasiados problemas a empresas, a nuestros enemigos de clase. No queremos una foto, queremos medidas reales para acabar con la explotación heteropatriarcal capitalista.

Somos conscientes de que muchísimas compañeras y compañeros no podrán parar el 8 de marzo porque la represión es brutal, y la amenaza de perder el puesto de trabajo es mayor que el deseo de sumarse a una movilización que nos empodera como mujeres. Pero la huelga es también de cuidados, pues las mujeres somos víctimas de un sistema que nos obliga a dedicar buena parte de nuestra vida a cuidar de los mayores, de las niñas y niños, de personas discapacitadas… un sistema patriarcal que nos extrae una doble plusvalía, pues nos utiliza para cubrir necesidades que deberían estar cubiertas por el estado.

Es muy importanten además la solidaridad de nuestros compañeros de Clase. El 8 de marzo los hombres también están llamados a parar, y es necesario organizarse para hacerse cargo de los cuidados y prestar apoyo, sin olvidar que somos las mujeres las verdaderas protagonistas de la jornada. Pero después del 8 de marzo no hay que bajar la guardia. La lucha es de todas, pero también de todos, y no termina aquí. Paramos también si somos estudiantes, porque el modelo educativo sigue reproduciendo los esquemas de dominación heteropatriarcal, y la educación es fundamental para acabar con el machismo y la explotación de la mujer.

Por una Castilla feminista, socialista, antipatriarcal. El 8 de marzo paramos todas, paramos todos.

Comité nacional de Comunistas de Castilla

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies