1º de mayo, Día de la Clase trabajadora

Después del 23 de abril, Día Nacional de Castilla, el calendario nos sitúa otra vez en el primero de mayo, Día Internacional de la clase trabajadora, juntando así en apenas una semana dos fechas referenciales para el pueblo trabajador castellano y por ende para nuestra organización.

La lucha de clases desafortunadamente no es lineal y a lo largo de la historia tuvo ciclos altos donde gracias a las movilizaciones se producen grandes avances para la clase trabajadora y otros ciclos bajos donde el capital avanza y se producen enormes retrocesos a nivel político, social y laboral.

En la actualidad, paradójicamente, con la coalición de partidos PSOE_UP que la caverna mediática trata de vendernos como social-comunista y la progresía mediática como “gobierno más progresista de la historia”, las posiciones de clase están sufriendo un enorme retroceso y vivimos una auténtica desmovilización, que salvo honradas excepciones, estamos pagando en forma de perdida de derechos y fuerza para la negociación de nuestros derechos en las empresas.

La represión sistemática y selectiva de los sectores más combativos del movimiento obrero sigue siendo la tónica general independientemente de quien esté en el gobierno del estado. Pero llama poderosamente la atención como con el gobierno “más progresista de la historia” campa a sus anchas el fascismo con el beneplácito de las delegaciones y subdelegaciones del gobierno y la policía, mientras se reprime, se golpea, se persigue y se multa de forma ejemplarizante a las personas que participan en movilizaciones de carácter obrero, como por ejemplo las movilizaciones del metal en Cadiz. Y todo esto con ministros que dicen ser comunistas en el gobierno.

Esta doble vara de medir del gobierno, la connivencia, casual o no, de los medios de comunicación a la hora de criminalizar o blanquear dependiendo de quien sea el convocante de las movilizaciones junto con el retroceso en las posiciones de clase y el abandono de la lucha por parte del sindicalismo pactista y la izquierda parlamentaria está dando alas a una ultraderecha que avanza posiciones tanto a nivel ideológico entre la clase trabajadora como a nivel electoral formando parte ya de las instituciones.

A nivel laboral además de lo comentando sobre el aumento de la represión ante cualquier movilización obrera, “el gobierno más progresista de la historia” y su ministra de trabajo tratan de vendernos su recién estrenada reforma laboral como un gran acuerdo y un éxito histórico con el que la clase trabajadora recupera algunos derechos. Una reforma laboral que la patronal aplaude porque en realidad, quitando las pequeñas migajas que el gobierno nos vende como un éxito, esta reforma consolida los peores aspectos de las reformas del 2012, del PP, y del 2010, del PSOE.

Si bien es verdad que el IMV puede aliviar levemente la precaria situación personal de miles de familias trabajadoras, esta nueva prestación merece un debate en profundidad tanto en sus formas como en su fondo. En sus formas porque no acaba de llegar a todas l@s potenciales perceptores, solo alcanzando al 25%, y dejando testimonios absurdos de denegación de la ayuda. Y en el fondo, porque en realidad esta ayuda no es más que un mal parche que alivia en parte las peores consecuencias del capitalismo pero que no supone un avance en la lucha contra el mismo.

No se puede esperar nada de este gobierno social-liberal la clase trabajadora castellana y del estado en general tiene que despertar, levantarse y volver a inundar las calles y barrios en defensa de los derechos políticos, sociales y laborales. Tiene que comenzar a organizarse y construir organizaciones que trabajando desde la base defiendan el derecho de nuestro pueblo a decidir su futuro, el derecho de nuestra clase a tener unas condiciones dignas de vida y empezar a construir el camino a la Castilla socialista que garantice todo eso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies