España es la España de los Borbones

Inauguramos la sección de colaboraciones con el siguiente artículo:

por El Bárdulo

Castilla, Octubre 2017

Aunque el Borbón se vista de seda, Borbón queda

España es la España de los Borbones

Y no sólo como atributo sino como propiedad Real. Un repaso a la historia que parecen no conocer demasiados súbditos del estado borbónico, nos aclara cual es la “hoja de ruta” borbónica en relación con los territorios que, a partir de sustituir a la Casa de los Austrias, configurarían ese marco simbólico y de acumulación de capital que denominan “España”. Leemos en la Wikipedia:

“La victoria borbónica en la batalla de Almansa el 25 de abril de 1707 y la consiguiente conquista de los reinos de Valencia y de Aragón, aceleraron la toma de decisiones. Cuando el 11 de mayo entró en la ciudad de Valencia el duque de Berwick hizo una primera advertencia de lo que podían esperar la ciudad y el Reino del nuevo poder borbónico:

            Este Reyno [sic] ha sido rebelde a Su Magestad [Felipe V] y ha sido conquistado, haviendo [sic] cometido contra Su Magestad una grande alevosía, y assí [sic] no tiene más privilegios ni fueros que aquellos que su Magestad quisiere conceder en adelante.

Por esas mismas fechas en la corte de Madrid Melchor de Macanaz preparaba un informe que presentó el 22 de mayo, en el que retomaba el proyecto del Conde-Duque de Olivares de 75 años antes recomendando que Felipe V aprovechara la «occasione» para dejar de ser un «rey esclavo» de los fueros y se hiciera efectivamente “rey de España”, como decía el Memorial secreto del Conde-Duque. Macanaz también decía en su informe:

Con las armas en la mano todo se consigue… Si al tiempo de sujetar a los pueblos rebeldes no se les desarma y da la ley, se necesitará después de nuevas fuerzas para conseguirlo.

En ese mismo mes de mayo en una reunión del Despacho se acordó «establecer las leyes que fuera servido con plena libertad y sin limitación alguna, ni atención a los fueros que han tenido por lo pasado». El 16 de mayo Luis XIV interviene en el debate decantándose a favor de la postura abolicionista defendida por Amelot para afianzar así el poder absoluto de Felipe V:

Una de las primeras ventajas que el rey mi nieto obtendrá sin duda de su sumisión [de los estados de la Corona de Aragón] será la de establecer allí su autoridad de manera absoluta y aniquilar todos los privilegios que sirven de pretexto a estas provincias para ser exentas a la hora de contribuir a las necesidades del Estado”

            Los Borbones vinieron a conquistar territorios y lo hicieron. Apelaron al derecho de conquista y lo hicieron valer. Parece que hoy poca gente sabe esto pero lo que llaman España es el territorio conquistado por los Borbones en la Guerra de Sucesión. Que los poderosos se aliaran a esta Casa Real no debería necesitar mayor explicación: tienen los mismos intereses. Franco devolvió a esta misma Casa su papel “Real”.

No es de extrañar que el Borbón actual apelara en su locución televisiva a la “falta de lealtad” de los catalanes, lealtad que se le debe al ser territorio conquistado (claro que esto no lo dijo). Por eso el Rey es el Jefe de las Fuerzas armadas de España.

La crítica que se hace al Borbón desde posiciones republicanistas españolas olvida siempre este detalle, que no puede haber España sin Borbones. La desaparición de éstos del panorama político llevaría inevitablemente a la caída de todo su andamiaje territorial y simbólico. Pronto lo comprendieron los “republicanos de pega” del PSOE. Pero también toda otra izquierda republicana pero a la que su españolismo les obliga a proponer una “España federal o hasta confederal” que como un cadáver a cuestas han de portar para no cortar los hilos imaginarios que creen les unen con las clases populares “españolas”.

No cortar con España les hace rehenes del capital y la ideología nacionalista española cuando no cómplices y les ha impedido educar a las clases populares en nuevos modelos sociales y económicos democráticos que defiendan los intereses de las clases populares.

Desde Podemos y su satélite IU se criticó al Rey por su falta de compromiso por el diálogo y la moderación que son sus supuestos papeles constitucionales asignados. Hay que ser ciego o ignorante para no saber que el Borbón está aquí para otra cosa, exactamente para mantener el territorio español a cualquier precio. Parece que los “patriotas” que vociferan contra las libertades de los Pueblos lo entienden a la perfección.

Esperar que estos señores ganen el gobierno central para proponer otro andamiaje a “España” le es tan absurdo a millones de catalanes como esperar que el PSOE sea un partido democrático y esté dispuesto a tumbar al PP con una mayoría parlamentaria que teóricamente ya existe. Ni Podemos va a ganar la mayoría ni el PSOE va a dejar de ser un partido borbónico.

La lucha por la Independencia de Catalunya es una lucha contra el Borbón y, lo nieguen o no algunos independentistas catalanes, es una lucha contra España, esto es, contra la conquista, el pillaje, la dictadura, el fascismo y a favor de las libertades democráticas. Si el Rey no se va, nos vamos del Reino.

Cuando en la Wikipedia tecleemos “Catalunya” aparecerá algo así como “estado que nació como respuesta al estado autoritario, corrupto y decadente que fue lo que se conoció como “España””.

Deja un comentario