¡Solidaridad con los pueblos que luchan contra el imperialismo!

estrella_internacionalistaLa lucha de los y las comunistas castellanos por construir un proyecto nacional para nuestro pueblo se sitúa en un marco internacional caracterizado por un nuevo escenario, donde la aparente conciliación entre bloques una vez derrotado el campo de países socialistas europeos en los años 90, ha dado paso a una nueva era en la que el imperialismo USA pretende renovar su hegemonía mundial. Mientras China y Rusia, impulsan sus inversiones multimillonarias en países de Latinoamérica y África, EE.UU trata de inclinar la balanza hacia sus intereses con nuevas guerras imperialistas, utilizando su fuerza de intervención directa o a través de terceros. La guerra generalizada y con diferentes focos geográficos es consecuencia directa de la crisis capitalista mundial, de la lucha encarnizada entre capitales por acceder a nuevos mercados, por expoliar nuevos o viejos yacimientos energéticos, en definitiva, por imponer el modelo capitalista a escala planetaria.

La lucha antifascista de Donetsk y Lugansk

Este es el caso de la guerra contra el Pueblo ucraniano y de manera particular contra las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk. El imperialismo USA y sus aliados europeos no dudaron en utilizar las viejas armas de la desestabilización política y el golpe de estado para imponer sus intereses estratégicos en Ucrania. Bajo una aparente revolución democrática de masas, en el llamado euromaidan, las potencias imperialistas colocaron un gobierno títere en ese país tratando de arrinconar a Rusia, siempre apetecible mercado para el capitalismo occidental e inagotable fuente de recursos que nunca pudieron conquistar.

En ese contexto la fuerte respuesta popular, de marcado carácter antifascista, en las repúblicas de Donetsk y Lugansk, ha supuesto un mazazo para las aspiraciones imperialistas de hincar el diente a los recursos naturales del este de Ucrania y ampliar su cerco a Rusia. Desde Comunistas de Castilla queremos mostrar nuestro respaldo y solidaridad con los pueblos de esas repúblicas, que rememorando la resistencia soviética a la invasión nazi (con la colaboración de los fascistas y contrarrevolucionario ucranios) han vuelto a empuñar las armas para defender su soberanía y la libertad ante los nuevos ocupantes.

Venezuela resiste las embestidas contrarrevolucionarias

Por otra parte continúa la sistemática campaña contra la República bolivariana de Venezuela, donde el capital internacional y los servicios de inteligencia norteamericanos, en colaboración con la contrarrevolución interna, no cejan en su empeño de desestabilizar al legítimo gobierno bolivariano. Tratan de socavar economía nacional al tiempo que demonizar al gobierno venezolano acusándolo de represivo y antidemocrático. Coincidimos con los análisis del PCV en el sentido de la necesidad de profundizar en la creación y coordinación de organismos revolucionarios de Poder Popular para contrarrestar la ofensiva contrarrevolucionaria y profundizar en el proceso de construcción socialista para garantizar el futuro de la revolución bolivariana.

Cuba socialista

Indudablemente uno de los acontecimientos de mayor trascendencia internacional, que afecta más allá de las relaciones bilaterales entre ambos países, es el restablecimiento de relaciones internacionales entre Cuba y EE.UU. Una de las consecuencias más importantes de este hecho ha sido el regreso a Cuba de los patriotas cubanos detenidos en cárceles norteamericanas acusados de espionaje. Fidel dijo: “volverán”, y volvieron. Dos de ellos después de cumplir largas condenas, y los tres últimos (condenados a cadena perpetua en EE.UU) gracias al tesón del pueblo cubano, la solidaridad internacional y el pragmatismo de un presidente norteamericano que presionado por los capitalistas domésticos, sueñan con recuperar la isla del Caribe como parte de su patio trasero.

No es momento de vacilar en el apoyo internacionalista a Cuba y su revolución. El imperialismo USA ansía recuperar su dominio sobre la isla sobre la base de la restauración del capitalismo. Conscientes de que el bloqueo económico sobre la isla, instaurado desde 1961, ha fracasado como instrumento fundamental de presión sobre la revolución cubana, ahora buscan renovar sus intenciones intervencionistas sobre la base de facilitar las inversiones norteamericanas en la economía cubana y esperar pacientemente a la desaparición de la generación que luchó en la sierra maestra para dar paso a una “transición” al capitalismo.

Frente a esas intenciones, los comunistas y revolucionarios, los demócratas e internacionalistas debemos renovar nuestro apoyo a la revolución cubana, sin esconder las contradicciones del proceso de construcción socialista con sus dificultades, avances y retrocesos, pero denunciando cualquier intento de restauración capitalista y aquellas maniobras contrarrevolucionarias que bajo la bandera de los derechos humanos constituyen una de las principales plataformas de intervención de los EE.UU y sus aliados dentro de Cuba.

La lucha del Pueblo kurdo es nuestra lucha

La heroica resistencia del pueblo kurdo en Kobanê, frente a la ofensiva yihadista del Estado islámico ha vuelto a poner en el mapa la lucha del pueblo del Kurdistán por conseguir su autodeterminación y la independencia nacional. En esa lucha han sido claves las organizaciones armadas del Partido de los trabajadores del Kurdistán (PKK) y las organizaciones guerrilleras de mujeres kurdas del YPG. Los bombardeos aéreos de la llamada coalición internacional no han supuesto más que una operación quirúrgica dedicada más bien a impedir el avance de las posiciones del Ejército árabe sirio y evitar una derrota de los islamistas del ISIS y del EI.

La colaboración entre las organizaciones kurdas, más allá de las fronteras de los actuales Estados en que ese pueblo está dividido, es la clave para el avance en conseguir un Kurdistán libre e independiente. Para ello han de enfrentar al estado turco, colaborador necesario del yihadismo en su empeño por destruir al Pueblo kurdo, pero también a los intereses de las potencias imperialistas que aspiran al control de las reservas petrolíferas de la zona y al establecimiento de un gobierno kurdo en el norte de Irak proclive a sus intereses.

La propuesta de confederalismo democrático elaborada por el PKK como modelo de liberación y construcción social basada en las personas y no en los estados, es una propuesta estratégica que merece la pena estudiar en profundidad y que puede ser un importante impulso para la liberación de los Pueblos más allá del propio Kurdistán.

Paralelamente el Ejército Árabe Sirio continúa sus avances contra los islamistas, entrenados, pertrechados y financiados por las monarquías petroleras del Golfo. La operación calculada para derrocar al legítimo presidente sirio e instaurar un régimen títere, sumido a los intereses norteamericanos e israelíes, ha resultado un fracaso. Pero ese empeño imperialista está costando al pueblo sirio cientos de miles de víctimas y millones de desplazados. Fieles a nuestro internacionalismo, confiamos y deseamos una pronta victoria del pueblo sirio contra los mercenarios del Estado islámico.

Palestina resiste, Palestina vencerá

Sentimos como nuestra la heroica resistencia del pueblo palestino contra el terrorista estado israelí. La última agresión armada contra Gaza no sólo no pudo doblegar la feroz resistencia palestina sino que obligó a retroceder al ejército israelí y a firmar un acuerdo que sabía a retirada para los sionistas y a victoria para los palestinos de Gaza. Una victoria desigual, que el pueblo palestino paga con miles de víctimas, pero que se cimenta en la absoluta determinación de resistir, y de construir el Estado palestino en sus tierras ancestrales.

La solidaridad internacionalista con el pueblo palestino no ha de bajar la guardia, ni caer en el manipulador maniqueísmo de equiparar agresores y agredidos. L@s comunistas castellan@s apoyamos la lucha de las organizaciones palestinas que resisten armas en la mano en esta batalla desigual contra el estado terrorista de Israel. La lucha por Palestina traspasa fronteras. No hay mayores interesados que Israel en desestabilizar países como Siria, refugio de cientos de miles de palestin@s o las organizaciones libanesas que lo derrotaron en la guerra del sur del Líbano librada en 2006. De igual manera que no consiguieron derrotar a estos, tampoco conseguirán derrotar a Palestina.

L@s comunistas castellan@s llamamos a la solidaridad internacionalista con todos los pueblos que luchan por su liberación a lo largo y ancho de los continentes. Desde Latinoamérica hasta el norte de África, desde Oriente próximo hasta Europa. El futuro es de los pueblos, y el socialismo la alternativa a la barbarie.

¡CASTELLANISTAS, INTERNACIONALISTAS, LUCHAMOS POR EL SOCIALISMO!

En Castilla, a 13 de enero de 2015

Deja un comentario