Una vez más: Estado español, estado fascista.

La jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, ha decretado prisión sin fianza para el vicepresidente Oriol Junqueras y los consejeros Raül Romeva, Dolors Bassa, Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Turull, Meritxell Borràs y Carles Mundó. Además ha decretado orden de busca y captura internacional contra el President Carles Puigdemont y otros consejeros que permanecen en Bruselas.

Y seguirá encarcelando…

Hemos dicho hasta la saciedad que el estado español actual no es más que la continuidad del estado franquista, que su naturaleza fascista se ha venido demostrando en la larga lista de presos políticos, en la inmensa lista de desaparecidos, en los privilegios que mantienen  las grandes fortunas, en la anulación de derechos básicos de las clases populares, en las amnistías fiscales, en los indultos a los evasores, en permitir los paraísos fiscales…Y Urdangarín en la calle como tantos otros criminales amigos.

Pero si esto no basta reiteramos otra vez que un estado es fascista cuando trata los problemas sociales y políticos como un problema de orden público. Pasaba con Franco y ha pasado y sigue pasando con todos los gobiernos desde 1978 hasta hoy.

El PP, el PSOE, C’s son partidos de este régimen fascista que asola nuestros Pueblos desde la insurrección militar de 1936. Y los tres son igualmente responsables de su violencia. Junto a ellos todo el aparato policíaco-judicial y los grandes medios de comunicación: ni una sola brecha, ni un sólo comentario crítico a la impune acción represiva del día de hoy.

Se podrá ser independentista o no pero si aquellos que defienden la unidad española se parapetan en la acción violenta del estado contra manifestantes o votantes pacíficos y la prisión de sus representantes, se convierten en cómplices voluntarios  de dicha acción criminal del estado. Si al contrario comienzan a entender que el derecho a la independencia que se está defendiendo con un enorme ejemplo de civismo, es LA respuesta política a la necesidad de escapar del estado violento, represor y fascista podrán vislumbrar la naturaleza política del conflicto y escapar así de la manipulación mediática. Puede, y es duro decirlo, que esta violencia estatal pueda ayudar a que esas personas alcancen algún grado de claridad democrática.

COMCAS defiende la independencia de Catalunya hoy como el derecho inalienable de cualquier Pueblo del estado de escapar del régimen monárquico liberticida  impuesto por Franco.

Desde COMCAS denunciamos las encarcelaciones. Exigimos la puesta en libertad inmediata de los presos y presas y la anulación de todo el proceso judicial porque no es más que un acto de venganza sobre todo un Pueblo, el catalán, que tiene todo el derecho a desobedecer al tirano estado español y crear su propio estado enfrentando los intereses económicos y de poder de la oligarquía capitalista-patriarcal española.

Para COMCAS Catalunya es ya una República soberana y lo es porque así lo ha decidido la voluntad del Pueblo catalán.

¡LIBERTAD PRES@S POLÍTIC@S!

¡VISCA CATALUNYA LLIURE!

¡VIVA LA REPÚBLICA CATALANA!

Deja un comentario