[Valladolid] Concentración: Pueblos Unidos contra el Imperialismo.

Coordinadora Antifascista | 12 de Octubre. Día de la hispanidad. Día de la raza. Virgen del Pilar. Día de ¿fiesta? Exactamente, ¿qué motivos tenemos para celebrar?

El 12 de octubre se conmemora el aniversario del comienzo de la invasión y posteriores masacre y saqueo a los pueblos de América bajo una supuesta “civilización y evangelización” de los mismos, que supuso la expansión de la corona de la época. Años más tarde, la dictadura franquista recupera esta fecha llenándola de orgullo patriótico (español), aludiendo a esos “tiempos gloriosos del Imperio” y coronándolo como día racista por excelencia, haciendo de él una fiesta de obligado cumplimento.

Con el molde forjado por la espada primero y el fusil después, dirigido por las clases dominantes de cada momento y bendecido en todo momento por la iglesia, se va imponiendo el sentimiento de orgullo patrio y el concepto de España como unidad inquebrantable, ente abstracto que defender con la vida, y tan importante como sagrado. Cualquier voz -por miles que sean- que se alce en contra será reprimida, asesinada, torturada, encarcelada, difamada.

La llamada “transición” tenía que aparentar cambio de aires, renovación, liberación… pero sin mover los principios fundamentales del anterior régimen. Y así se creó la Constitución, que imponía una monarquía y sistema político al gusto del dictador. España no podía romperse, con lo que se empleó todo el maquillaje posible para pintar los muros de esta cárcel de pueblos –y de personas- en la que a día de hoy seguimos viviendo.

El concepto de “España” sigue levantando fuertes sentimientos, tanto a favor como en contra. Hay quien la defiende de forma natural, porque es lo que nos han enseñado, lo normal, lo correcto; como lo es votar y callar, ir a misa, o ser leales súbditos a un rey. Envolver en la rojigualda todo triunfo deportivo y acusar de terrorista y malnacido a todo aquel que disienta es la tónica general a seguir desde los medios de comunicación, y a reproducir en la calle.

Pero aún intentado obviar de donde viene esta mentira histórica del concepto “España”. Ignorando el historial de sangre y represión, ¿qué tenemos que celebrar?

Un estado donde la situación laboral, social y económica da más miedo que pena, unas estructuras de gobierno corruptas e ineficaces, las leyes y los derechos al servicio de los grandes capitales, un jefe de estado innecesario y elegido por Franco, la iglesia manteniendo su posición de poder… no merece defensa alguna, sino el mas contundente de los ataques por parte de la gran mayoría de los sectores sociales.

Y como siempre, cuando alguien protesta –y ejemplo tenemos todas las semanas- se manda a las fuerzas de agresión públicas a golpear, detener y encarcelar. La verdadera “marca España” es la que dejan los porrazos, las esposas y las torturas.

Por eso, el 12 de Octubre no tenemos nada que celebrar. No la gente de a pie. No la trabajadora explotada. No el estudiante que no puede estudiar. No las familias en paro. No el inmigrante perseguido. No la jubilada sin recursos.

Deja un comentario