[Valladolid] Manifestación del 8 de Marzo, día de la Mujer Trabajadora

Otro año más volvemos a ver como las instituciones capitalistas y patriarcales y sus aparatos intentan desprestigiar y acabar con un día clave en la lucha de la clase obrera. Mediante el uso del lenguaje pretenden cambiar el significado de una fecha crucial y reivindicativa. Los responsables son precisamente partidos como el PSOE, los sindicatos oficiales (CCOO, UGT) y la socialdemocracia en general, los mismos que con sus políticas son cómplices del brutal crecimiento del paro femenino, de la precariedad laboral, de la acentuación de la doble explotación de la mujer trabajadora y del recorte de nuestros derechos, mientras benefician a la patronal.

Es por ese motivo, por el que, a pesar de su propaganda, no debemos olvidar que el 8 de marzo no es el Día de la mujer, sino que celebramos el Día de la mujer trabajadora. Nos unimos en torno a este día para demostrar que la lucha feminista de clase está en auge, es diaria y más necesaria que nunca:

  • El patriarcado nos obliga a adoptar unos roles en función del sexo que no son naturales, sino construidos e impuestos y que sitúan a las mujeres en posiciones de inferioridad con respecto a nuestros compañeros. Sobre esta división se fundamentan todas las desigualdades de género, que están interrelacionadas. Por ello, no podemos ocultar la causa de nuestra opresión, tenemos que señalarla y emprender la lucha contra ella.
  • El capitalismo. No podemos separar la lucha feminista de la obrera, dado que el sistema capitalista y la estructura patriarcal se alían para obtener el mayor beneficio. Somos explotadas como clase y como género.
  • Doble explotación. Nosotras nos ocupamos del trabajo doméstico y de cuidados de manera sistemática y cuando accedemos al mercado laboral, vemos que nuestro valor se reduce recibiendo menor salario que los hombres por el mismo trabajo, desempeñando empleos de media jornada y caminando por la senda de la precariedad. Como consecuencia recibimos pensiones irrisorias que nos llevan a la pobreza. Merecen un capítulo aparte las mujeres trabajadoras inmigrantes que además de todas estas dificultades tienen que superar obstáculos como el desconocimiento de la lengua, las costumbres y el racismo.
  • La escasa participación política de las mujeres ante la imposibilidad de conjugar la vida familiar y laboral con la participación en colectivos y organizaciones políticas hace que nuestras reivindicaciones no estén presentes con la fuerza que deberían y que no estemos lo suficientemente representadas.
  • La penalización del aborto es una forma de negar a las mujeres el derecho a decidir y seguir tutelándolas desde las instituciones patriarcales: Estado capitalista, Iglesia, medios de comunicación… Luchar por un aborto libre y gratuito, por nuestro derecho a decidir es luchar por nuestra libertad y emancipación.
  • Libertad sexual. El régimen heteropatriarcal nos impone una forma única de disfrutar de nuestra sexualidad, lo que constituye una manera más de controlarnos. Asimismo asistimos a como cada vez es más difícil acceder a métodos anticonceptivos y a la información necesaria sobre salud sexual y reproductiva. Reivindicamos nuestro derecho a disfrutar de relaciones sexuales libres e igualitarias.
  • Invisibilización e ideología patriarcal. Desde la Historia al lenguaje, pasando por la proyección pública. En todos los ámbitos somos ocultadas, teniendo que hacer un sobreesfuerzo para que se nos reconozca en la misma medida que a nuestros compañeros. Y cuando se nos nombra desde algunos ámbitos es para demonizarnos y domesticarnos.

Nos enfrentamos a innumerables frentes interrelacionados que actúan no solo en el ámbito laboral, sino en el personal, siendo estos últimos más difíciles de detectar. La organización y la lucha feminista es fundamental para dar una respuesta contundente ante estas agresiones.

¡ESTE 8 DE MARZO NOS VEMOS AL FINAL DE LA MANIFESTACIÓN! 

¡CONTRA EL PATRIARCADO Y EL CAPITALISMO: FEMINISMO DE CLASE!

 Bloque Obrero – Acción Feminista

Deja un comentario