23 abril, día nacional de Castilla: hagamos florecer una nueva revolución comunera

¡Vivat Populus!

Con este grito se levantaron en Comunidad, a lo largo de toda Castilla, las gentes del común, contra el señor Emperador en 1520.  Una insurrección de los de abajo contra los de arriba, una insurrección anti señorial, anti nobiliaria, anti imperial. Castellana Popular. Una Revolución.

Revolución porque disputó el poder político en su máxima expresión al desafiar al Imperio y de suyo a la corona española y la sociedad estamental y de clase que representaba finalmente. Porque el programa revolucionario era popular, democrático y republicano y se defendió con las armas. La Revolución Comunera no fue una “revuelta” ni un “levantamiento”.

Falsear o ningunear el verdadero calado de aquel movimiento es comprensible por parte de los que pretenden conservar el sistema clasista, la falta de libertad para los Pueblos Trabajadores, en suma, sus privilegios de clase. Esta historiografía oficial, es decir la del régimen español, también se ha encargado de eliminar la lucha de las mujeres comuneras en esta revolución. Y al no poderse ocultar la historia, interpretan el movimiento Comunero como “inspirador” de la “España actual” y en un alarde de absoluto cinismo hasta colgarán algún cuadro conmemorativo en algún salón oficial.

Lo que nos parece inadmisible es que la denominada izquierda mayoritaria acepte esta interpretación. Es esa izquierda españolista a la que no le interesa crear polémicas con la derecha en torno al papel de las clases populares en la Historia, en la creación de realidades y de cambios. Porque en algo están de acuerdo: La falsa democracia de representación monopolizada por las élites sociales es la única forma de gobierno posible y junto con ella, el estado español único, la España auto creada e incuestionable.

Y esa izquierda sin sentido arrastra a otras alternativas que se han convertido en sus satélites para pillar los cargos públicos que puedan y actuar como cómplices de las despiadadas políticas del Gobierno “Progresista”.

En 1520, a los representantes en Cortes que no cumplieron con sus promesas, el Pueblo Castellano los liquidó. Ahora los representantes son igual o más corruptos y se les sigue votando.

Y el 23 de abril ¿qué se celebra? Algunos celebramos formar parte del Movimiento popular Castellano que luchó contra la tiranía imperial y su sistema estamental, reivindicando una República, libertad y justicia para el Pueblo Trabajador Castellano y que el 23 de abril sufrió una severa derrota militar en los campos de Villalar en 1521. Y sólo eso es lo que tiene sentido un 23 de abril en Villalar.

Sin embargo, la gran parte de las entidades que participan en el espacio destinado ese 23 de abril en Villalar, celebran, parece ser, otra cosa.

Así, se nos monta por parte de la Junta que este es el día de la Autonomía de Castilla y León y se nos invita a pasar el día de fiesta para sentirnos orgullosos de algo como eso. Para nosotras este es el Día de Castilla, de la Castilla Comunera que nada tiene que ver con ninguna autonomía territorial inventada para mantener los privilegios de los ricos de España cuando tuvieron que simular el robo y la tiranía del franquismo con la Monarquía española y su falsa democracia.

De esta manera, ocupando el espacio, la información y el poder de otorgar espacios alternativos en Villalar se ha construido un espacio al servicio de la propaganda del régimen de la corrupción españolista que nada tiene que ver con lo que realmente ocurrió por esas campas el 23 de abril. Es como si fuera Carlos V el que celebrara Villalar en homenaje a sus enemigos.

Hay que significar, sin embargo, la valentía de aquellas personas y organizaciones que han desafiado siempre esta imposición y que, a pesar de la represión, las dificultades de todo tipo puestas por parte de la organización y hasta el mal tiempo, han acudido el 23 de abril a Villalar con sus mensajes populares, comuneros y castellanos.

Comunistas de Castilla desde su fundación ha acudido puntual a esta cita como parte de esta resistencia frente a la poderosa imposición españolista, realista, imperial, capitalista de la organización del evento y junto con ella, esas entidades sociopolíticas que acuden a Villalar sin ningún sentimiento castellano -incluso anti castellanas- pero con mensajes de “izquierda” para aprovechar de manera oportunista que se concentra gente un día con un eco de derechos y reivindicaciones populares.

Pero este año Comunistas de Castilla no acudirá a Villalar, al menos como lo hemos venido haciendo hasta ahora, con nuestra carpa como espacio de reivindicación y celebración. Y no lo hacemos porque actualmente y tras la pandemia, con la gravísima situación económica, con la involución ideológica que ha enterrado muchos discursos alternativos que entonan cantos de rendición y sometimiento al chantaje de “los otros son peores” hemos sufrido en nuestra capacidad de organización para mantener en Villalar el tipo de presencia que hemos mantenido hasta ahora.

No es menos cierto que el movimiento castellanista está inmerso en una crisis de identidad y que costará sacarlo de ahí. También ha ocurrido en otros movimientos nacionales más allá de Castilla. Para nosotras, la solución pasa por debatir el por qué y para qué de Castilla, y ahora más que nunca, cuando todas las cadenas del imperio, el español, el de la UE y los EE.UU. y la OTAN condena a nuestro Pueblo y a nuestros Pueblos hermanos a la pobreza, la guerra y el fascismo.

Para nosotras, marxistas y nacionalistas revolucionarias, seguiremos proponiendo una Castilla libre, independiente y socialista, feminista y anti patriarcal como alternativa para romper todas las cadenas.

¡Viva el Pueblo!

Castilla, 23 de abril de 2022

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies